08 agosto 2005


“Aunque no lo parezca, Las vidas de Celia, es una película muy anti glamour, mi personaje, Miguel Ángel, no es un policía de película, sino que tiene una vida normal.”

Luis Tosar

4 comentarios:

Pol Gutierrez dijo...

Las pelis antiglamour, como las llamas tu, Luis, son las mejores, las que muestran la vida tal y como es, nada de grandes mansiones con gente con sonrisa de plástico o super heroes que quieren salvar el mundo.
Las historias de cada día, las que nos suceden a todos, son las que debería mostrarnos el cine.

Gracias Antonio Chavarría!!!!!!!

Saludos, POL!!!

SSTTDD dijo...

Si cuando ves a un personaje no puedes comprender una mínima parte de los que está haciendo y sintiendo, porque está a kilómetros de ti, no tiene ningún sentido porque no conecta con el espectador real, el que se deja llevar...La mayoría de nosotros llevamos una vida "normal", y si en la gran pantalla también la vemos, nos identificamos aún más. Eso el lo mejor! Ánimo con la película!

MacLean dijo...

Hoy, hablando con un actor de teatro, me contaba como era su trabajo y me definía dos puntos en especial: la ilusión por su trabajo y la importancia de que éste estuviese próximo al público.

Por eso tiene muy buena pinta este proyecto vuestro: la ilusión se da por supuesta y la cercanía se notará, seguro! Ojalá todo vaya viento en popa. A por todas!!!

Lucía dijo...

AMEN